Skip to Content

El Plan de la NEA para Reducir el Abandono de los Estudios




Avisa sobre la crisis del abandono de los estudios: 

  1. Decretar que todos los menores de 21 años se gradúen de la escuela secundaria u obtengan un título equivalente. De igual manera que se decretó la asistencia obligatoria a la escuela hasta la edad de 16 ó 17 años a principios del siglo XX, es apropiado e importante erradicar la idea de que se puedan abandonar los estudios antes de graduarse. Para competir en el siglo XXI, todos nuestros ciudadanos necesitan como mínimo completar su educación secundaria.
  2. Crear centros de graduación de la secundaria para estudiantes entre 19 y 21 años de edad que proveen consejería e instrucción especializada a todos los estudiantes mayores de edad, quienes se beneficiarían más de esta instrucción en aulas separadas de los estudiantes de menor edad.
  3. Asegurarse de que los estudiantes reciben atención individualizada  en escuelas seguras, en comunidades de aprendizaje más pequeñas dentro de las escuelas grandes, en clases pequeñas (con menos de 19 estudiantes), y en programas que proporcionen tutoría y que se basen y expanden lo que los estudiantes han aprendido en la escuela diurna, durante el verano, los sábados y en programas antes o después de la escuela.
  4. Expandir las opciones de graduación de los estudiantes a través de colaboraciones creativas con las universidades comunitarias en carreras y en campos técnicos y con escuelas alternativas, para que así los estudiantes cuenten con otras formas de obtener su título secundario. Para aquellos estudiantes encarcelados, liberarlos cuando sea el momento de su graduación de la secundaria, a final de su período de sentencia.
  5. Aumentar el número de programas en las escuelas para preparar a los estudiantes a elegir una carrera o a enfrentarse al mundo laboral   de manera que los estudiantes puedan ver la conexión entre la escuela y las carreras una vez que se hayan graduado.  Para asegurar que los estudiantes cuentan con las habilidades necesarias para estas carreras, integrar las destrezas del siglo XXI al programa escolar y dar a todo estudiante acceso a la tecnología del siglo XXI.
  6. Actuar lo antes posible para que los estudiantes no abandonen sus estudios con programas universales preescolares y de jardines de infantes del día entero que sean de alta calidad; con programas rigurosos de escuela primaria que aseguren que cuando los estudiantes entren a la escuela media estén trabajando al nivel que deberían estar de acuerdo al grado que les corresponde; y con programas de la escuela media que traten las causas de abandono de los estudios que ocurren durante estos grados y que aseguren de que los estudiantes tienen acceso a cursos de álgebra, ciencias y otros necesarios para triunfar en la escuela secundaria y posterior a su graduación.
  7. Hacer que las familias de los estudiantes participen en el aprendizaje tanto en la escuela como en la casa en formas nuevas y creativas para que todas las familias, incluyendo las familias encabezas por un solo padre, las familias en estado de pobreza y las familias de las comunidades minoritarias, puedan apoyar el rendimiento académico de sus hijos, ayudándoles a que tengan comportamientos saludables y participando activamente en su educación desde el nivel preescolar hasta su graduación de la secundaria.
  8. Seguir el progreso académico de los estudiantes en la escuela a través de una serie de medidas durante el año escolar para que los profesores tengan una idea sobre el aprendizaje del estudiante, ayudando así a que ellos se aseguren de que académicamente los estudiantes no se queden atrás.
  9. Supervisar, informar con exactitud y trabajar para reducir el número de estudiantes que abandonan sus estudios mediante la recolección de datos precisos para grupos clave de estudiantes (por ejemplo, por raza, etnia y clase económica), estableciendo referencias a cada estado para eliminar el abandono de los estudios y adoptar métodos de reportaje estandarizado desarrollados por la Asociación Nacional de Gobernadores.
  10. Hacer que la comunidad entera participe para prevenir el abandono de los estudios a través de políticas dirigidas a los padres que permitan que los empleados salgan del trabajo para asistir a conferencias de padres y profesores; itinerarios de trabajo para estudiantes de la secundaria que los permitan asistir a las clases a tiempo y estar listos para aprender; programas de "adoptar una escuela" que fomenten el voluntariado y los proyectos escolares dirigidos por las comunidades así como experiencias de aprendizaje en el mundo real para los estudiantes.
  11. Asegurarse de que los educadores cuentan con la capacitación y los recursos que necesitan para prevenir el abandono de los estudios, incluyendo el desarrollo profesional enfocado hacia las necesidades de una variedad de estudiantes y de los estudiantes que corren el riesgo de abandonar los estudios, así como textos y materiales actualizados, computadoras y tecnología informática, y escuelas modernas y seguras.
  12. Hacer que la graduación de la escuela secundaria sea una prioridad federal mediante un llamado al Congreso y al presidente para que inviertan $10 mil millones en los próximos 10 años para apoyar los programas de prevención del abandono de los estudios y a los estados para que hagan que la graduación de la secundaria sea obligatoria.