Skip to Content

Comunicado de Prensa

En Español


CONTACTO: Miguel A. Gónzalez
(202) 822-7823, Mgonzalez@nea.org

8 de enero, 2007

El Quinto Aniversario Presenta una Oportunidad para Actualizar la Ley “Que No Se Quede Ningún Niño Atrás” La NEA relata las experiencias de educadores con la ley, y aboga por que se hagan cambios positivos durante su reautorización


WASHINGTON — Cinco años después que el presidente firmó la Ley “Que No Se Quede Ningún Niño Atrás” (“No Child Left Behind Act”, NCLB por sus siglas del inglés), esta polémica ley todavía sigue padeciendo de una escasez de fondos equivalente a varios miles de millones de dólares, y continúa concentrándose en aplicar pruebas iguales para todos y castigando injustamente a muchas escuelas y estudiantes. Hoy, la Asociación Nacional de Educación publica relatos de testigos de las fallas de dicha ley y señala que esta debe satisfacer las necesidades de aquéllos que están en las aulas.

“El quinto aniversario es el segundo punto de arranque para la NCLB”, dijo Reg Weaver, presidente de la NEA. “Los educadores han presenciado directamente los problemas con la ley y han indicado los cambios que es necesario hacerle. Cuando los legisladores consideren la reautorización de la Ley de Educación Primaria y Secundaria, tendrán la oportunidad de contemplar el futuro y hacer cambios positivos para asegurar que cada niño tenga una escuela pública excelente.”

La NEA publicó “NCLB/ESEA: It’s Time for a Change! Voices from America’s Classrooms”, que incluye las experiencias personales de casi 400 educadores de todo el país.

Alrededor del 70 por ciento de los miembros de la NEA desaprueba la NCLB y el 57 por ciento quiere que le hagan reformas importantes, según una reciente encuesta. La mayoría de la gente comparte las preocupaciones de los educadores. Casi 6 de cada 10 americanos creen que la NCLB no ha surtido ningún efecto en las escuelas o que su efecto ha sido negativo, de acuerdo con una encuesta hecha por Phi Delta Kappa/Gallup.


Delegados de la NEA en representación de los 3.2 millones de miembros de la Asociación aprobaron una Agenda Positiva de la NEA para la Reautorización de la ESEA, que contiene reformas prácticas a la ley. Los elementos clave del plan incluyen sistemas de rendición de cuentas que recompensan el éxito, clases de menor tamaño, recursos adecuados, educadores de calidad en cada aula y padres, familias y comunidades dedicados.

En lugar de concentrarse en pruebas que tanto depende de ellas, la estrategia integral de la NEA pide que el progreso de los estudiantes se mida con el transcurso del tiempo utilizando varios indicadores. La NCLB toma una foto instantánea del progreso de los estudiantes con dos pruebas hechas en un día, en lugar de presentar un retrato completo de las necesidades y los logros de los estudiantes. El plan de la NEA transformaría la NCLB para que ayude a los estados y las escuelas a mejorar el progreso general de los estudiantes al tiempo que elimina las diferencias en el progreso.

Terri Vest, una maestra de escuela secundaria de Montpelier, Vermont, dijo que una de sus primeras experiencias con la NCLB fue con la estandarización de las pruebas. Una alumna con ciertas desventajas de aprendizaje había estado estudiando mucho todo el año escolar y sacando buenas notas, pero después se pasó tres días tomando exámenes.

“Cuando terminaron los exámenes, se me acercó y me dijo: ´Voy a dejar la escuela´, indicó Vest, “Yo le dije, ´No, tú no vas a dejar la escuela. ¿Qué estás diciendo?´. Ella contestó: ´Soy una estúpida. Yo siempre pensé que era lista, pero creo que todos ustedes me lo han estado haciendo demasiado fácil porque les caigo bien. Yo tomé esta prueba y sé que me fue mal en ella, y soy estúpida.´ Eso es desalentador. Estoy viendo a esta niña que va a triunfar en su vida. Ella cuenta con todo lo que se requiere para ser un adulto exitoso. Y está lista para dejar la escuela… porque toda su vida, todo su trabajo, se reduce a unas pocas cifras.”

Este sistema “del mismo tipo de educación” para todos con que la NCLB enfoca la educación no ha dado los resultados prometidos. Según un estudio hecho recientemente por el Proyecto de Derechos Civiles en Harvard, “la NCLB no tuvo un impacto significativo para mejorar el progreso en lectura y matemáticas a lo largo de toda la nación y en los estados”, y “no ha ayudado al país y los estados a reducir gran cosa la deficiencia en progreso.”

Poner tanto énfasis en pruebas de lectura y matemáticas también ha obligado a miles de escuelas a reducir, e incluso a eliminar, el tiempo destinado a otras materias, según el Center on Education Policy. Desde 2002, cuando se promulgó la ley, el 71 por ciento de los 15,000 distritos escolares del país ha reducido el tiempo dedicado a temas como arte, estudios sociales e historia. Conforme a la NCLB, las escuelas que no produzcan calificaciones suficientemente altas en las pruebas enfrentan duras sanciones.

Un número cada vez mayor de escuelas teme esas sanciones porque la ley ha estado sumamente escasa de fondos — aproximadamente 40,000 millones — desde su promulgación en 2002. Alrededor del 80 por ciento de los distritos escolares dijeron que tienen costos relacionados con la NCLB que no están cubiertos por los fondos federales. La Agenda Positiva de la NEA insta a los legisladores a proporcionar herramientas y recursos adecuados para cumplir con la ley.

Una coalición de 100 organizaciones diversas, entre ellas la NEA, pide al Congreso que haga estos y otros cambios importantes en la ley. Las propuestas han recibido el apoyo de ambos partidos: durante el 109no. Congreso se presentaron 41 propuestas de ley, en las cuales los legisladores cruzaron las líneas de sus partidos para mejorar la NCLB.

“La responsabilidad es una calle de dos vías”, señaló Weaver. “Los educadores están dispuestos a rendir cuentas, pero necesitan las herramientas para hacer el trabajo. Los miembros de la NEA han esbozado cambios claros que mejorarán la ley, pero más importante aún, hemos identificado reformas que ayudarán a preparar a nuestros niños y estudiantes a vivir vidas exitosas y productivas. La NEA pide al Congreso que considere las muchas propuestas bipartidarias para reformar la NCLB cuando se inicie el proceso de reautorización.”


# # #

La Asociación Nacional de Educación es la mayor organización de empleados profesionales del país, representando a 3.2 millones de maestros de escuelas primarias y secundarias, profesores universitarios, administradores de escuelas, profesionales auxiliares de la enseñanza, educadores retirados y estudiantes preparándose para ser maestros.