Skip to Content

NCLB: 5 anos despues

En Español


Cinco años después que el presidente firmó la Ley “Que No Se Quede Ningún Niño Atrás” (“No Child Left Behind Act”, NCLB por sus siglas del inglés), esta polémica ley todavía sigue padeciendo de una escasez de fondos de miles de millones de dólares, y continúa aplicando exámenes rígidos para todos y castigando injustamente a muchas escuelas y estudiantes.

Hoy, la Asociación Nacional de Educación publica relatos de testigos de las fallas de dicha ley y eseñala que ésta debe satisfacer las necesidades de aquéllos que están en las aulas. El quinto aniversario es el segundo punto de arranque para la NCLB”, dijo Reg Weaver, presidente de la NEA. “Los educadores han presenciado directamente los problemas con la ley y han indicado los cambios que es necesario hacerle. Cuando los legisladores consideren la reautorización de la Ley de Educación Primaria y Secundaria, tendrán la oportunidad de contemplar el futuro y hacer cambios positivos para asegurar que cada niño tenga una escuela pública excelente".

La NEA publicó “NCLB/ESEA: It’s Time for a Change! Voices from America’s Classrooms”, que incluye las experiencias personales de casi 400 educadores de todo el país.

Alrededor del 70 por ciento de los miembros de la NEA desaprueba la NCLB y el 57 por ciento quiere que le hagan reformas importantes, según una reciente encuesta. La mayoría de la gente comparte las preocupaciones de los educadores. Casi 6 de cada 10 americanos creen que la NCLB no ha surtido ningún efecto en las escuelas o que su efecto ha sido negativo, de acuerdo con una encuesta hecha por Phi Delta Kappa/Gallup. Voces del aula

Voces de aula


"Yo le enseño inglés a alumnos recién llegados que están tomando pruebas después de un año en esta escuela y que todavía no entienden completamente el inglés. Esto les produce mucho estrés innecesario.

-----

"He sido maestra de escuela primaria desde hace 15 años . He presenciado muchos cambios en la manera en que se supone que los maestros enseñemos en nuestras aulas. Creo que soy una maestra calificada y siempre he hecho lo mejor que he podido para cerciorarme de que mis alumnos reciban la mejor educación posible. He tratado de asegurarme que estoy enseñando a mis alumnos; también he tratado de asegurarme que ellos la pasen bien en la escuela.

Pero ahora, con los mandatos de la NCLB, la escuela parece tan monótona. Hay que pasar tantas horas enseñando matemáticas y lectura a partir de un currículo aprobado por el estado, y después tenemos que pasar más tiempo dando lecciones de refuerzo del mismo currículo.

-----

"Me hice maestra de educación especial por dos razones: Yo quería enseñar y abogar por las personas con discapacidades. Mientras tomaba el programa de credenciales de maestra, me veía a mí misma habilitando y educando a un grupo de estudiantes que, en el pasado, se habían quedado atrás. Lo que yo no esperaba hacer era dar pruebas que no solamente no eran equitativas, sino que además eran injustas y crueles.

"Nunca me olvidaré de mi primer año de maestra, tan solo cuatro años atrás.

-----

"Más de la mitad de mis alumnos hablan español como primer idioma. La ESEA es tan injusta con ellos. Ellos no pasan las pruebas exigidas, sin embargo esos estudiantes uniformemente logran hacer más de un año de progreso en varias materias.