Skip Navigation
We use cookies to offer you a better browsing experience, provide ads, analyze site traffic, and personalize content. If you continue to use this site, you consent to our use of cookies.
NEA News

Hablar con los alumnos acerca del tiroteo en la escuela primaria de Texas

La presidenta de la Asociación Nacional de Educación (NEA, por sus siglas en inglés), Becky Pringle, y la presidenta de la Asociación de Maestros del Estado de Texas, Ovidia Molina, están devastadas por la pérdida de vidas de jóvenes en medio de la cultura de las armas.
Teachers and student hugging AP Photo/Dario Lopez-Mills
La gente reacciona en las afueras del centro cívico luego de un tiroteo mortal en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, el martes 24 de mayo de 2022.
Published: 05/31/2022

Diecinueve alumnos fueron asesinados en un tiroteo masivo en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas. El presunto tirador, un alumno de escuela secundaria de 18 años, también murió.

Inmediatamente después de la masacre en un supermercado de Búfalo, el tiroteo en la escuela desoló a la pequeña y unida comunidad, y la trágica pérdida de vidas, en especial de tantos niños inocentes, se siente en todo el país.

«Nuestras escuelas públicas deberían ser uno de los lugares más seguros para los alumnos y educadores. Pero los tiroteos destrozaron la seguridad física de la comunidad escolar de Uvalde.

«La Asociación Nacional de Educación y la Asociación de Maestros del Estado de Texas estamos devastados por la pérdida de vidas. Nos mantenemos unidos en este difícil momento y les enviamos pensamientos de amor y sanación a las víctimas, a sus familias y a toda la comunidad de Uvalde. Estamos listos para trabajar juntos de manera de garantizar que los alumnos y los educadores obtengan el apoyo emocional y físico que necesiten para comenzar con el proceso de recuperación», dijeron en declaración conjunta Ovidia Molina, de la Asociación de Maestros del Estado de Texas y Becky Pringle, presidenta de la Asociación Nacional de Educación.

«Una vez más, esta tragedia subraya los peligros reales de una cultura en la que la violencia de las armas se volvió demasiado normal y con mucha frecuencia es el primer modo de resolver una discusión o un agravio.

«Rezamos por las víctimas y sus familias, y una vez más exigimos que los legisladores estatales y federales tomen cartas en el asunto para quitarles las armas a las personas que no deberían tenerlas, ya sea aprobando leyes nuevas o haciendo cumplir nuestras leyes existentes de mejor manera».

La noticia de la masacre será difícil de evitar, pero hay pasos que los padres y educadores pueden seguir para hablar con los niños acerca del evento traumático.

Tranquilice a los niños y dígales que están seguros. Haga hincapié en que las escuelas son muy seguras. Reconozca sus sentimientos. Explíqueles que todos los sentimientos son correctos cuando ocurre una tragedia. Deje que los niños hablen acerca de lo que sienten, ayúdelos a ponerse en perspectiva y a expresar estos sentimientos de manera apropiada.

Cree espacios para escuchar y esté disponible para hablar. Deje que sus preguntas lo guíen con respecto a cuánta información brindar. Sea paciente. Los niños y jóvenes no siempre hablan de inmediato acerca de sus sentimientos. Preste atención a las señales de que podrían querer hablar, como rondarlo cuando usted esté lavando los platos o trabajando en el jardín. Algunos niños prefieren escribir, tocar música o hacer un proyecto artístico como válvula de escape. Los niños pequeños podrían necesitar actividades concretas (como dibujar, mirar libros ilustrados o juegos creativos) para ayudarlos a identificar y expresar sus sentimientos.

Que sus explicaciones correspondan con el nivel de desarrollo.

  • Los niños de los primeros años de escuela primaria necesitan información breve y simple que debe equilibrarse tranquilizándolos con la idea de que sus escuelas y hogares son seguros y que los adultos están allí para protegerlos. Bríndeles ejemplos simples de seguridad en la escuela. Recuérdeles que las puertas exteriores están cerradas con llave, que se supervisa a los niños en el patio de juegos y que se practican simulacros de emergencia durante la jornada escolar.
  • Los niños de primaria superior o de los primeros años de escuela intermedia serán más francos al hacer preguntas acerca de si están realmente seguros y qué se está haciendo en su escuela. Podrían necesitar ayuda para separar la realidad de la fantasía. Hablen de los esfuerzos de la escuela y los líderes de la comunidad para que las escuelas sean seguras.
  • Los niños de escuela intermedia superior y escuela secundaria tendrán opiniones fuertes y variadas acerca de las causas de la violencia en las escuelas y la sociedad. Compartirán sugerencias concretas acerca de qué manera hacer que las escuelas sean más seguras y cómo prevenir tragedias en la sociedad. Enfatice el papel de los alumnos para mantener las escuelas seguras al seguir los lineamientos de seguridad en la escuela (por ejemplo, no darles a extraños acceso al edificio, informar si hay extraños en el campus, informar acerca de amenazas a la seguridad escolar por parte de alumnos o miembros de la comunidad, etc.), comunicar a los administradores de la escuela cualquier preocupación con respecto a la seguridad personal y acceder a la ayuda para necesidades emocionales.

Revise los procedimientos de seguridad en la escuela. Esto debería incluir procedimientos y salvaguardias en la escuela y el hogar. Ayude a que los niños identifiquen al menos un adulto en la escuela y en la comunidad a quien recurrir si se sienten amenazados o en peligro.

Observe el estado emocional de los niños. Puede que algunos niños no expresen sus preocupaciones de manera verbal. Los cambios en el comportamiento, el apetito y los patrones de sueño pueden indicar el nivel de ansiedad o malestar del niño. En la mayoría de ellos, estos síntomas se aliviarán con el tiempo y al recibir consuelo. Sin embargo, algunos pueden estar expuestos a reacciones más intensas. Los niños con experiencias traumáticas pasadas o pérdidas personales, los que sufren depresión u otro trastorno mental, o aquellos con necesidades especiales pueden reaccionar de manera más grave que otros. Busque la ayuda inmediata de un profesional de salud mental si se siente preocupado.

Limite la exposición mediática. Establezca límites para mirar televisión y preste atención si el televisor está encendido en áreas comunes. Supervise lo que los niños están mirando en línea y de qué manera están consumiendo información acerca del evento a través de las redes sociales. La información que no sea apropiada para el nivel de desarrollo puede ocasionar ansiedad o confusión, en particular en niños pequeños. Los adultos también tienen que ser conscientes del contenido de las conversaciones que se llevan a cabo en frente de los niños, incluso adolescentes, y limitar su exposición a comentarios vengativos, llenos de odio y enojo que podrían malinterpretarse.

Mantenga una rutina normal. Mantener un horario regular puede ser tranquilizador y promover la salud física. Asegúrese de que los niños duerman bien, se alimenten de manera habitual y hagan ejercicio. Incentívelos a mantenerse al día con la tarea y las actividades extracurriculares, pero no los obligue si los ve agobiados.

Muchos de estos consejos también se pueden aplicar a los educadores: para cuidar de manera adecuada a sus alumnos, primero tienen que ocuparse de ellos mismos.

    MÁS RECURSOS PARA AYUDAR A LOS NIÑOS A LIDIAR CON EVENTOS TRAUMÁTICOS

    • Guía para crisis escolares de NEA: saber qué hacer en una crisis puede ser la diferencia entre la estabilidad y la agitación. Este recurso paso a paso creado por educadores para educadores puede ayudar a sindicalistas, administradores de distritos escolares y directores a mantener las escuelas seguras, antes, durante y después de una crisis.
    • La Red Nacional de Estrés Traumático Infantil (National Child Traumatic Stress Network) (NCTSN, por sus siglas en inglés) tiene varios documentos en formato pdf y otros recursos para ayudar a los padres y niños a lidiar con sucesos catastróficos de violencia masiva. Incluyen consejos para los padres para que puedan ayudar a los niños en edad escolar después de un desastre, y se detallan las reacciones de los niños, con ejemplos de cómo los padres deberían responder y qué deberían decir.
    • Hablar con los niños sobre las tragedias y otros sucesos de noticias: la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) exhorta a los padres, maestros, proveedores de cuidado infantil y otras personas a trabajar estrechamente con los niños para filtrar información acerca de la crisis y presentarla de tal forma que los niños se puedan adaptar y puedan hacerle frente.
    • Ayudar a los niños con respecto a sucesos trágicos en los noticieros: es normal que tanto los adultos como los niños se sientan ansiosos luego de un suceso tan públicamente devastador, pero hay cosas que puede hacer para minimizar el estrés y mantener la sensación de normalidad.
    • Acontecimientos de violencia masiva: conozca quién está más en peligro de padecer angustia emocional por acontecimientos de violencia masiva y dónde encontrar recursos relacionados con el desastre.
    Becky Pringle 2021 RA

    Join NEA-Retired

    Are you retiring this year and want to continue the benefits of NEA membership? Join more than 320,000 retired educators who continue to support students and public education. For a one-time fee of $300 (plus applicable state dues), you can lock in your NEA dues for life and secure existing and new benefits that will help make your retirement rewarding.
    National Education Association

    Great public schools for every student

    The National Education Association (NEA), the nation's largest professional employee organization, is committed to advancing the cause of public education. NEA's 3 million members work at every level of education—from pre-school to university graduate programs. NEA has affiliate organizations in every state and in more than 14,000 communities across the United States.